#RamónMur - Del Senado de Alcañiz (1506), al Senado de España (2021)

Maestre, Estevan, Baigorri y Egea en la recepción por parte del Senado de la bibliografía del Instituto de Estudios Humanísticos.

Del Senado de Alcañiz (1506), al Senado de España (2021)

Una larga trayectoria en defensa del humanismo


La gran producción bibliográfica del Instituto de Estudios Humanísticos/ IEH ocupa un lugar en la biblioteca de la Cámara Alta desde el pasado 21 de julio

Una colección completa de los libros editados por el Instituto de Estudios Humanísticos/IEH de Alcañiz ocupa ya un lugar en la biblioteca del Senado de España desde el pasado 21 de julio. La Cámara Alta dispone de un auténtico museo bibliófilo donde todavía están en exposición varios títulos relacionados con el escritor Benito Pérez Galdós (1843-1920) con motivo del primer centenario de su fallecimiento. El escritor canario, que noveló la historia del siglo XIX español en sus 46 ‘episodios nacionales’ hizo de anfitrión al IEH cuyos volúmenes quedaron expuestos a escasos metros de los libros de Pérez Galdós.

De la entrega que el director del IEH, José María Maestre, hizo al Senado en la persona del senador de ‘Teruel Existe’, Joaquín Egea, y del letrado mayor de la Cámara, Manuel Cavero, se pueden extraer dos conclusiones. La primera, que el IEH tiene vida propia y la tiene en abundancia. La segunda, hermana de la primera, es que las fuerzas políticas del Ayuntamiento de Alcañiz se aproximan a alcanzar un acuerdo sólido y de garantías respecto del futuro del IEH. Al acto de donación al senado de una muestra de los fondos del IEH asistieron los cuatros senadores que la provincia de Teruel tiene en la presente legislatura: Manuel Blasco y Carmen Pobo (PP); Beatriz Martín y el alcañizano Joaquín Egea (‘Teruel Existe’). Asistió también el concejal y presidente de la junta Local de Alcañiz del PP, Miguel Ángel Estevan. Por su parte, el PSOE envió al acto al teniente de alcalde del Ayuntamiento de Alcañiz, Javier Baigorri, a pesar de la postura contraria al IEH mostrada por el alcalde Ignacio Urquizu a lo largo de los últimos nueve meses. Sería deseable que la fotografía en la que aparecen, sosteniendo el documento firmado, los concejales de Alcañiz Baigorri (PSOE) y Estevan (PP), flanqueados por el profesor Maestre y el senador Egea, abriera una brecha de esperanza para la solución del conflicto.

La firma de la aceptación-donación de los fondos del IEH la estamparon el secretario general y letrado mayor del Senado, Manuel Cavero, y José María Maestre, director del Instituto alcañizano, catedrático de Filología Latina de la Universidad de Cádiz y presidente de la Sociedad de Estudios Latinos/SElat así como de la delegación gaditana de la Sociedad Española de Estudios Clásicos/SEEC. El senador por Teruel , Joaquín Egea, ostentó la presidencia del acto por delegación expresa del nuevo presidente de la Cámara, Ander Gil. Ningún otro miembro de la mesa rectora del senado, que aprobó el 22 de junio celebrar un mes después el acto de donación y aceptación de los fondos del IEH, estuvo presente en la sala de lectura de la biblioteca senatorial. El protagonismo político del jueves 22 de julio fue para ‘Teruel Existe’, formación de la que también estuvo presente su diputado en el Congreso, Tomás Guitarte. Un aragonés no turolense, pero asistente al acto, le dijo a Guitarte que “si os presentáis en todo Aragón, yo os voto”. La verdad es que no faltó quien considerara “excesivo que el presidente del Senado y de la mesa haya delegado en Egea y en ‘Teruel Existe’ tan alta dignidad”.


Trabajo de equipos

Tal y como señaló Egea en su intervención, la idea de donar los fondos bibliográficos del IEH al Senado surgió el pasado 21 de abril cuando el profesor Maestre fue invitado por la Cámara a presentar una ponencia en la comisión que investiga sobre el desarrollo de la inteligencia artificial y, en concreto, sobre el papel que espera a las humanidades clásicas en la llamada revolución 4.0. En definitiva, se trata de introducir los estudios clásicos en la vía virtual, tecnológica y digital.

El director del IEH hizo en su discurso un extenso recorrido sobre la trayectoria del instituto cuya fecha de constitución oficial se adjudica al año 1998 aunque en realidad hace ya más de 30 años que ciertos investigadores en ciencias clásicas, en el latín y el griego, encabezados por el profesor Maestre, mostraron su interés por estudiar a los humanistas alcañizanos del siglo XVI. De este interés, surgiría años después el Instituto de Estudios Humanísticos. En la gestación, nacimiento y desarrollo del IEH intervinieron numerosas personalidades desde el interior de Alcañiz y de las que Maestre no se olvidó. Entre ellas citó a los alcaldes que el instituto ha conocido como José María Pascual, Carlos Abril, Amor Pascual, Juan Carlos Gracia e Ignacio Urquizu. Maestre agradeció también a los bajoaragoneses como Ignacio Micolau, Joaquín Escuder, Javier Saez, Pablo Cuevas y al que esto suscribe su implicación de tantos años en las tareas del instituto.

Maestre recordó asimismo a los miembros del comité científico del IEH como Luis Gil, a quien sus 95 años no le permitieron acudir al Senado como a él le hubiera gustado; a Juan Gil, académico de la RAE, catedrático de Filología Latina y miembro del comité científico del IEH desde su constitución. Maestre hizo mención también de Eustaquio Sánchez Salor, latinista extremeño que sí estuvo presente en el edificio de la Plaza de la Marina, de la académica Aurora Egido y del catedrático José Javier Iso, etcétera. Maestre insistió en que el trabajo del IEH en su conjunto es obra de colectivos, equipos o grupos de investigación . Los libros editados por el IEH han visto la luz gracias al apoyo y colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas/CSIC, del grupo de investigación de Nebrija y de la Universidad de Cádiz, así como, en la actualidad, de varias universidades españolas y extranjeras.

“Sin humanidades, no habrá humanidad”, repitió Maestre en varias ocasiones a lo largo de la mañana en la biblioteca del Senado. Tres peticiones concretas hizo el profesor Maestre: 1.- Apoyo para impulsar la presencia de las Humanidades, y en especial de las Humanidades Clásicas, en los IES y en la Universidad. 2.- Impulsar el V Centenario de la muerte de Nebrija en 2022, “ya que el gramático andaluz es, sin duda, nuestro humanista más representativo en todo el mundo y nuestro mejor embajador para hacer realidad el sueño de que las Humanidades sean compañeras del Imperio de la Humanidad”. 3.- Solicitó la colaboración de la Cámara Alta para internacionalizar la Proposición No de Ley que a propuesta de la SElat aprobó el Congreso de los Diputados el 27 de febrero de 2021 a fin de que el Gobierno de España se una con otros países y pida a la UNESCO que declare el Griego, el Latín y la Cultura Clásica como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.



Del Senado de Alcañiz al de España

Juan Sobrarias Segundo pronunció en 1506 su ‘Oratio de Laudibus Alcagnicii’ o ‘Alabanzas de Alcañiz’ ante el SENADO de su ciudad. Cinco siglos después, Alcañiz ha tenido siete senadores, según lo recordó Maestre el 22 de julio. Antonio Fontán, primer presidente de la Cámara Alta en la nueva democracia fue también impulsor del IEH de Alcañiz que le dedicó unos de sus congresos en homenaje a su labor como humanista y latinista. “Alcañiz ofrece, Alcañiz recibe”, afirmó Maestre. Los humanistas renacentistas españoles del siglo XVI, los del colegio español de Bolonia, reconocieron la labor de los ‘alcañicenses’ Juan Sobrarias, Juan Lorenzo Palmireno, Bernardino Gómez Miedes, Pedro Ruiz de Moros, Domingo Andrés y otros muchos más. “Las humanidades en Alcañiz son como la caña, símbolo de la ciudad, que se dobla pero no se parte”, también según José María Maestre.

Entre las obras del IEH figura la presentada el pasado mes de marzo en Huesca, y que es un libro coral sobre la historia de la Universidad de Huesca del que fue coordinador Pablo Cuevas, profesor y vicesecretario del Comité Ejecutivo del IEH. Esta obra ocupa un lugar destacado entre las del IEH porque, además, de tener a uno de los miembros de su comité como coautor y coordinador, se dio la circunstancia histórica de que el Rey de Aragón, Pedro IV el Ceremonioso, firmó el protocolo de creación de la Universidad de Huesca en Alcañiz, el año de 1354, donde estaban reunidas las Cortes aragonesas.

La directora general de Documentación, Josefa Fuentes, fue la encargada, junto con el profesor Maestre, de hacer un recorrido por los anaqueles donde estaban expuestos los volúmenes del IEH, explicando las características más sobresalientes y distintivas de cada obra. Los títulos galdosianos siguieron impertérritos los comentarios, como testigos y anfitriones de máximo prestigio, sobre los libros editados en los 23 años últimos por el Instituto de Estudios Humanísticos de Alcañiz.■

No hay comentarios:

Publicar un comentario