#JavierEscorza - Grus grus

Grupo de grullas este otoño en el entorno de Las Saladas de Alcañiz, pudiéndose ver el castillo calatravo al fondo. Este otoño han recalado entre 1.500 y 2.000 grullas unos días, no habiendo quedado casi ninguna ya en el inicio del invierno. Foto: José Antonio Gil


Grus grus


La grulla común (Grus grus) es un ave zancuda de gran tamaño con una talla de entre 100 y 120 cm y con una envergadura alar que duplica su altura ya que llega a ser de entre 180 y 230 cm. Es una especie migratoria que cría en el centro y en el norte de Europa, ocupando terrenos pantanosos y humedales.

Es un ave gregaria formando grupos de diferente tamaño que se desplazan juntos tanto en la migración como en la invernada. La península ibérica es destino de la grulla común para pasar el invierno, siendo las dehesas extremeñas y la laguna de Gallocanta aragonesa los lugares preferentes y preferidos para hacerlo. Existen además otros lugares donde recalan unos días o unas semanas hasta que se asientan definitivamente para pasar el invierno. Las Saladas de Alcañiz es uno de esos lugares de paso donde todos los años pueden observarse grupos de grullas de diferente tamaño. Algunos años se observan grupos pequeños desde 10 hasta 50 ejemplares, pero este otoño ha llegado a haber grupos que sumaban entre 1500 y 2000 grullas.


Las lagunas y zonas palustres son lugares idóneos para este tipo de aves zancudas que se mueven con facilidad por zonas inundadas debido a sus largas patas. Además son zonas seguras ante posibles predadores y las utilizan para pasar las noches, ya que la capa de agua y el fondo blando no es impedimento para su estancia, pero sí dificulta el avance de esos potenciales predadores y si se acercaran el ruido del chapoteo, los delataría. Foto: José Antonio Bardají


Este grupo de grullas sobrevuela las Saladas, donde podrán estar unos pocos días o quizá unas semanas, para continuar en su ruta migratoria que también pasará por la laguna de Gallocanta. Una vez aquí su camino es ya más tranquilo y seguro, sobre todo después de haber pasado la cordillera pirenaica que en días de borrascas con lluvias, nieves y viento, atravesarla puede hacerse difícil y peligroso.
Foto: José Antonio Gil


A final del otoño se realiza el censo nacional de grullas, teniéndose en cuenta las saladas de Alcañiz donde suelen visitarnos grupos de grullas que paran a descansar y coger fuerzas para continuar su viaje.
El pasado mes de noviembre, en uno de esos grupos de grullas, había un joven del año anillado; tras observar su combinación de colores y tras consultar en una base de datos (plataforma iCORA) hemos sabido que nuestro joven amigo nació en Estonia (Polvamaa) y fue anillado el 22.07.2021 y que se llama Mustakurmu.
Mustakurmu viajará con sus padres y ya sabemos que ha sido visto el 07.12.2021 en Villar de Rena, pueblo de Extremadura. Foto y comentario: José Antonio Bardají

 

Este grupo de grullas comparte espacio donde alimentarse con un grupo de anades reales (tipo de patos que están presentes todo el año). En este caso se alimentan de semillas y restos vegetales en una zona salina periférica cubierta de salicornia, planta carnosa propia de lagunas salinas y que en otoño e invierno cuando ya están maduras presentan unos tonos rojizos muy llamativos que también dan una nota de color al paisaje. Foto: José Antonio Bardají.■



Javier Escorza
Asociación Amigos del Río y los Espacios Naturales

No hay comentarios:

Publicar un comentario