#EduardoOrrios - PAR

Eduardo Orrios. Concejal PAR Alcañiz.

PAR


Este pasado fin de semana se ha celebrado el congreso del Partido Aragonés. Un congreso muy esperado en el que se pretendía fijar el rumbo de este partido en los próximos años. El Partido Aragonés ha sido pieza clave en el desarrollo de Aragón en las últimas décadas. Cuarenta y tres años de historia trabajando para mejorar nuestra tierra e intentar que la vida en Aragón sea lo mejor posible.

El lema de este partido ha sido siempre velar por el futuro de Aragón respetando siempre el constitucionalismo, apostar por el centro como punto de unión y abogar por el respeto del estatuto de Autonomía Aragonés. Durante mucho tiempo nuestro partido ha sido una de las primeras opciones a la hora de depositar el voto de todos los aragoneses, muchas de nuestras poblaciones siguen manteniendo alcaldes y concejales del Partido Aragonés, se ha gobernado en comarcas, diputaciones y en el Gobierno de Aragón durante muchas legislaturas. Pero elecciones tras elecciones se ha ido perdiendo poco a poco la confianza de los aragoneses en este partido. Una pérdida de votos y un desangrado lento que se viene produciendo desde hace varias legislaturas. Quien no quiera darse cuenta de ello se está engañando o simplemente está ciego. Quizá haya sido por la aparición de otras opciones políticas, quizá por no haber podido exigir el desarrollo que otros partidos autonómicos han hecho en sus comunidades, quizá porque algunos se han acomodado más el puesto que en las ideas, quizá porque el centro político es menos atractivo cuando existe tanta polarización tanto a derecha como izquierda o simplemente porque el discurso actual del partido o de nuestros representantes actuales no cala hoy en día en nuestra sociedad.

Era la hora de dar un giro a esta situación porque Aragón necesita un Partido Aragonés fuerte, que sepa defender los intereses de Aragón dentro de un estado unido, que de estabilidad en las instituciones pero manteniendo sus posturas inquebrantables, que sea eje y motor de los aragoneses sin tener que recurrir a los mensajes de hace veinte años. La sociedad de hoy en día cambia a pasos agigantados y nuevas realidades se abren paso en nuestro camino. Educación, cultura, renovables, fiscalidad, infraestructuras, nuevas competencias… son temas en los que hay que trabajar día a día pero sin perder el acento aragonés. Somos una tierra castigada que poco a poco ha ido perdiendo peso en el panorama nacional y si pretendíamos seguir teniendo peso político en el 2023 había que trabajar por unir en vez de fraccionar. Si una vez se terminó el congreso las primera medidas tomadas es eliminar al que no piensa igual que tú es difícil recomponer un partido que a día de hoy tiene la mitad de militantes a cada borde del precipicio y nadie piensa en construir un puente de unión entre ambas orillas.■

No hay comentarios:

Publicar un comentario