#YolandaGarcés #AFEDABALosCalatravos - Entornos solidarios y amigables con las demencias



Así se llama el nuevo proyecto de información y sensibilización social que AFEDABA “Los Calatravos” está desarrollando, en la zona del Bajo Aragón, de la mano de CEAFA, la Confederación Estatal de Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer.

El objetivo de este proyecto es contribuir a la normalización, percepción, consideración y empatía hacia las personas con Alzheimer y otras demencias. Evitando situaciones de exclusión y rechazo, fomentando entornos amigables y solidarios y contribuyendo a construir sociedades no excluyentes.

Para ello, se ha diseñado una serie de iconografías que tratan de ayudar a identificar los primeros síntomas, favorecer la comunicación con personas enfermas y dar pautas de manejo de situaciones cotidianas en las que el ciudadano pueda saber desenvolverse de una manera adecuada y facilitadora que evite la confrontación con el paciente.

El entorno vecinal es un elemento clave para evitar la exclusión social de las familias afectadas por demencias, por ello es importante que desde el entorno más cercano del enfermo, se empatice con éste y se le trate como la persona que es.

Una de las claves es no tener prejuicios ni estigmatizar a la persona enferma. Es importante no corregirla si se equivoca o se olvida algo. Una característica de la enfermedad es la pregunta repetitiva. Esta situación produce sobrecarga, por ello no hay que perder la paciencia y debemos contestar o tratar de cambiar el tema de conversación. El carácter de la persona que usted conoce puede que haya cambiado, por esta razón, es necesario no tomar en serio respuestas mal dadas, enfados o malos gestos.

En algunas ocasiones, la propia desorientación y nerviosismo pueden producir cierta agresividad. En estos momentos hay que mantener la calma, dejando espacio a la persona enferma para desahogarse e intentar distraerle con algún otro tema como preguntarle de qué pueblo es o dónde nació.

Sí alguna vez sospechas que la persona se encuentra perdida o desorientada, trata de localizar a su familia si la conoces, y si no llama al 112. El 82% de las personas perdidas son personas mayores que sufren algún tipo de deterioro cognitivo.

No podemos olvidar que la persona con demencia no es consciente de su situación ni de sus limitaciones y va a creer siempre que puede hacer las cosas sola; comprar, ir al médico, dar un paseo, etc. Pero si sus vecinos conocen su problema y saben manejar situaciones como las anteriormente descritas, sin duda, estaremos creando un barrio y vecindario amigable con este tipo de enfermos, lo que favorecerá a que puedan vivir en sus domicilios durante el mayor tiempo posible.

Juntos, podemos construir una sociedad mejor, Unidos contra el Olvido.■



No hay comentarios:

Publicar un comentario