#JoséMiguelCelma - No se vayan todavía, aún hay más

 

José Miguel Celma. Concejal Torrecilla de Alcañiz y Portavoz PP Comarca Bajo Aragón

Cuando parece que ya está todo visto y que la realidad no puede depararte más sorpresas, siempre queda algo que nos devuelve a la cruda realidad. Una nueva evidencia que nos deja meridianamente claro la realidad de un gobierno que se preocupa más de su imagen que de las necesidades reales de la ciudadanía. Da igual lo que suceda si ellos salen guapos ante las cámaras.


2020 fue un año para olvidar en muchos aspectos. Ahora, en pleno mes de enero, vemos cómo muchas cosas continúan igual: los contagios disparados, la irresponsabilidad de algunos en su máximo exponente y la incapacidad de los dirigentes para adoptar medidas y para ayudar a los que están viviendo muchas dificultades.

La cifra de fallecidos no para de incrementarse y alcanza cotas muy dolorosas, aunque los datos del Ejecutivo de Sánchez no concuerdan con la auténtica realidad. El desempleo lleva muchos meses en una tendencia creciente que preocupa y mucho. Y se cuentan por cientos las empresas que han tenido que cerrar la persiana para no volverla a abrir.

Si esto fuera poco, todavía hay más. Siguen quedando sorpresas que a la ciudadanía no le hace ninguna gracia porque está preocupada de superar esta pandemia y de que sus proyectos vitales no se destruyan. No están para una campaña electoral en Cataluña, casi al tiempo de lo peor de una nueva oleada y con una puesta en escena y una dejación de funciones que no pueden sino provocar la decepción y el enfado.

Tenemos un gobierno que se preocupa más de las formaciones políticas que lo sustentan que de la realidad del país. Más de los ocupas que de los autónomos que ven un horizonte negro. De las vacaciones del presidente y sus amigos, que de la poca transparencia. De aparecer acicalados que de los sanitarios.

Esto es lo que lamentablemente ocurre en nuestro país. Cuando las preocupaciones de los gobernantes no tienen nada que ver con las de los ciudadanos. Parece que la ficción supera siempre la realidad, pero no es el caso.■

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario