#JohnSimperras - Toma de decisiones: visión a corto plazo vs. largo plazo

 

Los ciclos económicos

El ser humano tiene la costumbre de centrar su visión de futuro basándose en los hechos más recientes. De tal forma cuando estamos inmersos en crisis económicas, sociales o de salud (guerras, pandemias, recesiones, etc.) el sentimiento de pesimismo se instala y parece que no vayamos a salir nunca del hoyo.


En cambio en épocas de prosperidad se extiende un sentimiento de euforia que hace que algunos activos lleguen a precios irracionales y pensamos que la fiesta no vaya a acabar nunca. En los últimos 20 años tenemos varios ejemplos: la burbuja de las “.com” que estalló en el 2000, la burbuja inmobiliaria y financiera que estalló en 2008; ahora tenemos una burbuja de deuda pública mundial que veremos como se gestiona (cuánto más dinero debemos, menos pagamos por la deuda; el mundo al revés... A ver cómo vuelve a un estado de tipos de interés sin que sea traumático).

Estrategia inversora

Los ciclos económicos y financieros siempre siguen el patrón de la tabla superior.

El sentido común dice que para ganar dinero se tiene que comprar barato y vender caro. ¿Por qué la mayoría de los mortales actúan al revés? Porqué la parte emocional (de corto plazo) se impone sobre el racional de nuestro cerebro. Las personas suelen estar animadas a invertir en los momentos que se encuentran entre el “Optimismo” y la “Euforia”, cuando lo lógico sería invertir en los momentos que van entre el “Pánico” y la “Depresión”.

Cualquier persona con un mínimo de sentido común lo entiende y lo interioriza, pero cuando llega el momento de pánico difícilmente aguantan las pérdidas o se animan a comprar, y cuando estamos en euforia muchos se meten de lleno en el peor momento.

Lo explicado anteriormente se refiere a una cartera de activos diversificados, ya que centrarse en una sola acción o país es de alto riesgo; tenemos varios ejemplos en España, ya que gran parte de las acciones del IBEX valen bastante menos que hace 20 años (aunque faltaría incluir los dividendos) y algunas incluso han desaparecido.


En las finanzas como en la vida

Lo anterior se entiende mejor en otras facetas de la vida como la salud: si usted sufre una apendicitis sabe que es mejor estar fastidiado en el hospital una semana (corto plazo) para después seguir disfrutando de la vida. Podríamos poner ejemplos mucho peores/graves, que sabiendo el paciente que lo va a pasar mal durante un tiempo, se somete a tratamientos duros con la finalidad de superar la enfermedad y estar mejor en el largo plazo.

También se puede aplicar en otros aspectos como el amor; a veces una ruptura en una relación insana es muy dolorosa, pero el tiempo y la voluntad de la persona hacen que vuelva la autoestima, el bienestar y ésta pueda encontrarse mejor pasado ese corto-medio / plazo para hallarse en una situación más satisfactoria el resto de su vida.

Por último, y aunque en estos momentos parece difícil, también en el trabajo puede ocurrir que genere una infelicidad importante por lo que sería aconsejable buscar una dedicación que satisfaga a la persona y que repercuta positivamente en la empresa (si no es autónom@) y en la sociedad en general.

No obstante todo lo anterior, le puedo decir que si está leyendo este artículo tiene muchos números para ser feliz: le ha tocado vivir en el primer mundo en el momento de desarrollo humano más alto de la historia. En el hemisferio sur todavía están preocupándose de los asuntos más básicos de supervivencia; y para muestra la pirámide de Maslow.

A disfrutar la vida y jugar las cartas que le han tocado de la mejor manera posible.■


La pirámide de Maslow, o jerarquía de las necesidades humanas, es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su obra Una teoría sobre la motivación humana (en inglés, A Theory of Human Motivation) de 1943, que posteriormente amplió. Obtuvo una importante notoriedad, no solo en el campo de la psicología sino en el ámbito empresarial del marketing o la publicidad.1​ Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide)

 





 

 

 

 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario