#MartaPrades - Eutanasia

Marta Prades. Diputada Podemos Aragón.

En un año tan complicado como este que concluye, nuestro país ha seguido avanzando para garantizar derechos y se ha puesto a la vanguardia de los derechos fundamentales en el mundo. Los periodos de crisis, históricamente llevan aparejados un crecimiento en derechos, tanto políticos como sociales.

 

Con la reciente aprobación de la Ley Orgánica para la Regulación de la Eutanasia, España se ha convertido en el sexto país del mundo en aprobar la eutanasia: el derecho a una muerte digna, que permitirá corregir esta y tantísimas otras situaciones injustas que hemos sufrido tanto en personas cercanas de nuestro entorno, como en personajes tan conocidos como Ramón Sampedro o el más reciente de Ángel Hernández y María José Carrasco.

Llevábamos años peleando para que la muerte digna fuese un derecho, para las personas que sufren en la etapa final de la vida. Tras intentar en dos ocasiones, 2017 y 2019, que saliese adelante una proposición de ley para despenalizar la eutanasia, ha sido ahora con Unidas Podemos formando parte un gobierno progresista, cuando esta ley se ha convertido en una realidad, hecho que demuestra que en política la ideología importa y lo fundamental que es gobernar para hacer que los proyectos sean realidades.

Conquistar un derecho no te obliga per se a ejercerlo, los derechos y libertades se conquistan y están a disposición de cualquier ciudadano que desee ejercerlo bajo la regulación establecida. El aborto no te obliga a abortar, el matrimonio igualitario no obliga a casarte con personas de tu mismo sexo y la eutanasia no te obliga a usarla y morir con dignidad. Pero es más, la eutanasia no es una reivindicación partidista, desde hace años todos los estudios sociológicos indican que entre el 70 y el 80% de la ciudadanía española estaba a favor de la eutanasia.

Por eso, cuando una fuerza política que genera tanta movilización, como Teruel Existe, decide abstenerse y quedarse fuera del consenso mayoritario, genera decepción, ya que se ponen del lado de una minoría ultraconservadora que impiden avanzar para hacer de este país un lugar más humano y a dignificar la vida de las personas hasta sus últimos momentos.

Pero lo importante es que una mayoría sí ha querido seguir conquistando derechos para toda la ciudadanía y la ley para la regulación de la eutanasia ya es un hecho.

Por eso es necesario celebrar que tras años de lucha, por fin hemos conseguido que en España se reconozca que las personas que sufren una enfermedad grave e incurable, que les causa un sufrimiento insoportable, podrán ser ayudadas a morir dignamente y sin dolor. Con esta ley, hoy somos un país más digno, más humano y más justo.■

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario