#EduardoOrrios - Iglesia del Carmen

Eduardo Orrios. Portavoz PAR-Alcañiz

 

Tanto en las redes sociales como por parte del alcalde se nos ha estado acusando de utilizar la iglesia del Carmen con fines políticos. De intentar sacar rédito electoral por insistir una y otra vez en la recuperación de un edificio alcañizano que día a día, mes a mes y año a año se va deteriorando. Es cierto que es un edificio que pertenece a la iglesia pero creo que todos o por lo menos la mayor parte de los alcañizanos lo consideramos nuestro. Ojalá todos y cada uno de los partidos políticos alcañizanos insistiéramos en todas y cada una de las administraciones intentando buscar fondos para poder acometer la recuperación de la iglesia, que no sería solamente para el uso litúrgico sino para usos culturales y turísticos.

Y es que mi cariño a la iglesia del Carmen no viene impuesto por un partido político. He vivido veintiséis años en la calle del Carmen, me he casado en la iglesia del Carmen, soy cofrade desde que nací de la cofradía del Carmen y sufro como la mayor parte de los alcañizanos cuando bajo por la calle Nicolás Sancho y al mirar a la derecha veo esas puertas cerradas que sólo se abren cuando sale la virgen en procesión para la festividad del Carmen o para el día de las “palometas”. Dejémonos de pamplinas y de ataques casi personales y atajemos el problema de una manera clara y contundente. Se nos acusó de no haber dado ningún paso cuando en la legislatura pasada hicimos que se anulara el convenio que existía con la fundación Quilez Llisterri y se mandó un nuevo convenio al arciprestazgo para poder actuar de manera conjunta para la rehabilitación de la iglesia. Se han puesto partidas año a año que han hecho que puedan realizar pequeñas actuaciones como fue con la restauración de la hornacina, pero también es cierto que hemos tenido que prescindir alguna que otra vez de esa partida cuando ha habido algún otro imprevisto urgente como fue con el tema del derrumbe del cerro Pui Pinos.
No se trataría de forma partidista si hubiera un consenso y una unanimidad a la hora de afrontar este tipo de temas. La legislatura pasada se inició un camino y se realizaron muchas conversaciones con el arciprestazgo para buscar una solución en intentar implicar al mayor número de administraciones posibles, de esta manera se han vuelto a conseguir fondos de la Diputación Provincial de Teruel. Se puede seguir ese camino o buscar alguna otra alternativa que se le pueda ocurrir a cualquiera (nadie tenemos la verdad absoluta) pero lo que no es cierto es que se nos diga (y esto ya está siendo muy habitual) que no se ha hecho nada en los últimos años ya que tanto el anular el convenio de la fundación como la realización de un convenio ayuntamiento-arciprestazgo se trabajó la legislatura pasada. Si se ha hecho alguna gestión con la Dirección General de Patrimonio me parece perfecto, pero tampoco hubiera estado de más informarse antes de los pasos que se dieron en la legislatura pasada e intentar unirse al camino emprendido o bien plantear alguna otra opción, pero no negar lo realizado.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario