#JoséMiguelCelma - Más de 20.000


José Miguel Celma
Concejal PP Torrecilla Alcañiz

Gran parte de los sucesos más tristes de nuestra historia se recuerdan a través de las cifras. Frías estadísticas que en muchas ocasiones recogen tras ellas acontecimientos que no nos gustaría que se hubieran producido nunca. Pero ahí están, marcando un antes y un después en nuestro devenir como sociedad.

La crisis del coronavirus suma, a día de hoy: 20.000 fallecidos. Cada una de esas personas con un drama a sus espaldas, una familia que en muchas ocasiones no ha podido acompañar a su enfermo hasta los últimos momentos, que no han podido velarle y tampoco realizar un funeral y entierro como les hubiera gustado. Un elevado número de ejemplos que dejan constancia de la magnitud de una tragedia que lamentablemente va a seguir sumando personas a esta lista.

Esta pandemia que ha marcado nuestra historia comenzó como una noticia lejana, muy lejana. Parecía imposible que pudiera llegar a nuestro país y lo hizo. Haciendo escala en Italia, pero recorriendo la práctica totalidad de la geografía española. Y haciendo lo propio en muchos países de los cinco continentes.

Esta pandemia ha superado en muchas ocasiones hasta la más retorcida novela de ficción y también ha puesto al ser humano frente a un porvenir verdaderamente complicado. ¿Cuántas persianas bajadas en estos días volverán a levantarse una vez pasado todo esto? ¿Qué número de negocios o proyectos profesionales autónomos serán incapaces de volver a retomarse porque han recibido una cornada mortal? ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

Desconozco si quedan muchos capítulos de esta obra que parecía ficción y se ha convertido trágicamente en realidad. O si nos encontramos ya en el epílogo de la misma. Lo que sí tengo muy claro es que saldremos de esta con el esfuerzo de todos, apoyando a los más débiles y trabajando decididamente por el mejor porvenir posible.

Quedan aún renglones que escribir de esta tragedia, pero el empeño de los poderes públicos y de la sociedad en su conjunto es que sean los menos posibles. Que la solidaridad esté muy presente, que nunca nos falten las ganas de luchar y combatir este terrible virus, que ningún ciudadano se quede atrás y que no ascienda mucho más la cifra de 20.000 fallecidos. Ya es una tragedia pero tenemos que intentar que no lo sea todavía mayor.■


No hay comentarios:

Publicar un comentario