#cyc64Editorial- La solidaridad es la ternura de los pueblos

Los límites del libre mercado y de los sectores estratégicos privatizados para hacer frente a esta crisis se están haciendo evidentes. 

¿Alguien entiende que un país como España no tenga capacidad para fabricar millones de mascarillas, batas, etc., si hicieran falta, para hacer frente a esta pandemia? ¿Alguien entiende que no podamos fabricar material médico desde aquí y que tengamos que mendigar y rogar para que nos vendan este material desde China? Mascarillas y respiradores no parece que sean tecnologías de última generación que nuestra industria no pudiera generar. Esto es lo que pasa cuando desmantelas tu industria nacional. Que luego cuando necesitas las cosas te dicen que te pongas a la cola.

La paulatina privatización de la sanidad y los recortes que se han ido generando en la pública se hacen ahora más evidentes que nunca a la hora de enfrentar esta crisis. Y especialmente en las comunidades autónomas que más han sufrido estos ajustes en el personal y en los recursos destinados a la atención sanitaria. Tenemos claro que no se puede prever todo, pero hay servicios con lo que no se puede jugar. Igual que un embalse se sobredimensiona para la mayor de las crecidas, con la sanidad deberíamos hacer algo parecido. Estar siempre preparados para la mayor y mejor de las respuestas.

De las crisis siempre salen conocimientos, conceptos y entidades nuevas. Muchas de las constituciones salidas de la II Guerra Mundial incorporaron a su ideario la lucha antifascista. No estaría de más que después de esta experiencia nuestras constituciones recogieran la defensa de la sanidad pública con la dotación en recursos y personal que se merece.

Reproducimos las palabras del filósofo esloveno Slavoj Zizek y las hacemos nuestras: “No soy utópico, no apelo a la solidaridad entre los pueblos. Al contrario, creo que la actual crisis demuestra que la solidaridad y la cooperación responden al instinto de supervivencia de cada uno de nosotros, y que es la única respuesta racional y egoísta que existe. No sólo para el coronavirus”.

Mientras tanto Cuba nos vuelve a dar otra lección de internacionalismo enviando médicos a Italia y ofreciéndolos también a España para hacer frente a la pandemia.

“La solidaridad es la ternura de los pueblos”. Gioconda Belli.■


No hay comentarios:

Publicar un comentario