#cyc84Editorial - Sostenibilidad y capitalismo: La difícil (imposible) cuadratura del círculo



Sostenibilidad y capitalismo

La difícil (imposible) cuadratura del círculo


La recientemente aprobada reforma de la PAC apuesta sobre el papel por la sostenibilidad de la producción agrícola y ganadera. Sin embargo en un sistema de libre mercado en donde el máximo margen de ganancia sigue siendo uno de los vectores principales de la actividad, convierte a la sostenibilidad en el eslabón débil de esta ecuación, y de la cual se tenderá siempre a prescindir cuando se tensione la rentabilidad basada principalmente en términos monetarios.

Las criticadas y en algunos casos ridiculizadas indicaciones del Ministro de Consumo, Alberto Garzón, de comer menos carne para proteger nuestra salud y el planeta nos dan claves de conducta alimentaria en la línea de la necesaria sostenibilidad. Sin embargo algunos que “cacarean” la importancia de la sostenibilidad tanto aquí como en Europa, a la hora de proponer las medidas necesarias para ir consiguiendo ese objetivo, que nos haga viables a medio y largo plazo como especie y planeta, entonces ya todo son pegas y problemas.

Cualquier pequeña consigna, como la referida por Garzón, que con todo el sentido común ecológico haga peligrar las cuentas de resultados de lobbies como la industria cárnica, provoca fuertes respuestas de rechazo a través de las líneas editoriales de todos los grandes medios de comunicación así como de casi todos los políticos asimilados por el sistema.

Representantes públicos de lo “políticamente correcto”, que se les llena la boca con la justicia social o con la defensa del medio ambiente pero que a la hora de la verdad sus “inquebrantables” principios se derriten como la mantequilla al sol.

El papel todo lo aguanta, como las recientemente aprobadas directrices de la PAC o el último acuerdo climático de Glasgow, pero mientras la funcionalidad del sistema sea lo económico en vez de lo humano, seguiremos haciendo brindis al sol y firmando grandes resoluciones sobre la sostenibilidad que a renglón seguido irán a la basura. Como decía Rosa Luxemburgo: debemos pasar a un modo de producción tomando las necesidades de la humanidad como origen, medida y finalidad.■

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario