#JorgeAbril - Maixabel

Jorge Abril. Concejal PSOE Alcañiz. 

Maixabel


Los grandes cambios y progresos sociales han estado promovidos por líderes que han tomado como herramienta el principio de radicalidad moderada, esto es: seguir fiel a tus principios pero hacer lo contrario de los que a priori, tus seguidores esperan. Nelson Mandela, quiso unir en un mismo proyecto común a blancos y negros y se sirvió del rugby para poder cumplir tal fin. Al fin ciudadanos de un mismo país y razas distintas se fundieron en un mismo abrazo. Ganó la democracia frente al apartheid.

El 13 de marzo de 2013, el recién elegido Papa Francisco, salió al balcón central de la basílica de San Pedro del Vaticano y pronunció ”buona sera” y este papa está promoviendo cambios radicales en la Iglesia con rituales moderados.

Los miembros del Partido Socialista Juan Mari Jáuregui, al igual que Ernest Lluch intentaron convencer a aquellos que mataban en Euskadi con las armas de la convicción y de las palabras. Eran líderes independientes, inteligentes y empáticos, y tal y como dice la viuda de Juan Mari Jáuregui, Maixabel: molestaban a ETA porque querían convencer. A los dos les mataron con premeditación y alevosía porque eran enemigos del pueblo vasco y sus palabras y relatos entorpecían el futuro de la patria vasca libre y supuestamente socialista.

A Maixabel la muerte de Juan Mari Jáuregui le rompió la vida, pero quiso dar un paso más y modificar el guion que se esperaba en una viuda de ETA: ofreció al asesino de su marido una escucha no evaluadora y se concentró en el sentimiento de culpa y de dolor que el miembro de ETA Ibón Etxezarreta llevará toda su vida por haber matado a un hombre bueno, libre y dialogante como Juan Mari Jáuregui y a Ibón le dio una segunda oportunidad.

Hay voces radicales a un lado de la izquierda que subrayan que España es un estado fascista, antidemocrático amparado por el “régimen de 78”. Otras voces radicales al otro lado de la derecha, enarbolan la pureza de la patria y utilizan a ETA de comodín político para uso partidista.

Yo acojo la voz de Maixabel y la radicalidad democrática de aquellos que lucharon por la libertad desde la izquierda moderada socialista. Por su memoria, siempre viva. Ganó la democracia y ETA ha sido vencida.■

No hay comentarios:

Publicar un comentario