#FerránBonet - Otoño mágico


Otoño mágico

Goza el otoño, prepara el invierno


¿Te ha ocurrido planear algo con mucha ilusión y terminar frustrado? Nos ha pasado a todos. y con frecuencia sufrimos lo que parece un “dejavu”, sin entender cómo o porqué se frustra una iniciativa que, a priori, parecía posible y deseable.

Todo fenómeno (lluvia, viento, nieve…) es la conjunción de diversos factores y se pueden conocer y prever. Esto es de suma importancia para nosotros como seres inteligentes. Tú, además de vivir el presente, recuerdas el pasado e imaginas el futuro. Tan lógico como que para que nazca una criatura debe haber una concepción… para que nuestros deseos e iniciativas culminen satisfactoriamente necesitamos gestarlos, y esto tiene unas claves. Entre ellas está el “momento”.

Desde la más remota antigüedad, las personas (fueran agricultores, constructores o gobernantes), han buscado el momento “propicio” (para plantar, edificar o iniciar una expedición). Para esto conviene entender que nosotros, consciente e inconscientemente, cocreamos nuestra realidad. Al asumir que nuestra inteligencia mira el presente desde una perspectiva privilegiada, vemos que la conciencia fluye e influye desde más allá del tiempo y el espacio. Por ello, desde antiguo hemos dado nombre a los momentos del día, a los meses del año, a las estaciones… pues sabiendo que se repiten, nos permite prepararnos para aprovechar las características de cada momento y lugar, y evitar o prepararnos para las dificultades o adversidades que cada uno trae. En este contexto y refiriéndonos a la climatología, vemos que un ciclo anual tiene dos extremos, invierno y verano, y sus respectivas entradas son el otoño y la primavera. En algunos idiomas encontramos que, incluso a las estaciones, se las designa como masculinas o femeninas. Por ejemplo, en catalán la primavera es femenina y da paso al verano; y lo mismo ocurre con “la tardor” (femenina) que da paso al masculino invierno. Esto en sí ya nos señala que cada estación se gesta en la anterior…

Al empezar un trabajo, un nuevo curso, un nuevo año o una relación, la ilusión y buenos propósitos nos acompañan… y con frecuencia dichos propósitos no se cumplen. Si hay un momento ideal para iniciar un plan de renovación integral, éste es el otoño. La sabiduría popular atribuye al otoño el poder de conectar con las raíces. El otoño es un momento especial para conectar con la sabiduría interior. En este caso el otoño, estación en la que nos encontramos, es el “momento”. Otras claves son: la condición y el estado. Si me encuentro en una condición favorable y en un estado formidable, al afrontar un reto hace que sea más efectivo para encajar un golpe y responder a la situación. El otoño, generoso con los sentidos, en su diversidad de estímulos… frescor, pureza y claridad del aire, las tonalidades de luz y color, los olores y sabores, las costumbres como prender la chimenea, retomar los estudios o hacer ofrendas a los difuntos, nos ayudan a reducir el ritmo, volver a nuestros orígenes y fortalecer el vínculo. El vínculo es esencial, tanto para disfrutar de todo lo que nos ofrece (apoyo, higiene, alivio, descanso, entendimiento, identidad, confianza, seguridad, nutrición, comunicación, comprensión, bienestar, placer…), como para afrontar retos y adversidades (compartir, intercambio, compensar, colaborar, cooperar, resistir, relativizar, crear, cocrear y celebrar).

A diferencia de los frutos de la primavera, los otoñales son astringentes, tonificantes, sedantes, suavizantes… preparan el organismo, tanto para los rigores invernales como para su exquisita pureza, y deseablemente poder hibernar. Hibernar en el sentido de fortalecer al máximo las raíces que sostendrán el despliegue primaveral y permitirán la intensidad veraniega.

Agliza tu Vida

Este otoño, Sonia y Ferrán de Umalife, te invitamos al encuentro que celebraremos en Torre del Compte del 19 al 21 de noviembre, donde compartiremos técnicas y estrategias para que goces y aproveches este momento de interiorización y renovación.

Hacemos esta propuesta coincidiendo con los diez años que llevamos viviendo en esta comarca de Teruel que es el Matarraña; y es nuestro deseo compartir el UmArt o sistema UMA (síntesis de nuestra experiencia profesional de más de 35 años con la salud integral por medios naturales) y las bondades

de este territorio, tan rico en recursos; para potenciar tu estabilidad y agilidad orgánica e interpersonal.

Estamos convencidos de que en las fechas en que celebramos el encuentro (coincidiendo con la luna llena en Tauro, que promueve la estabilidad, fuerza y coraje), y en el maravilloso entorno que nos brinda el pueblo de Torre del Compte, disfrutaremos al descubrir recursos sencillos y efectivos para potenciar tanto la vitalidad como la claridad mental, que sostienen el gusto por lo natural y cotidiano, el ingenio y la creatividad.

En cada persona, en la sociedad y en la vida en conjunto, encontramos elementos fijos y otros cambiantes. El equilibrio entre dichos elementos es lo que experimentamos como tranquilidad; ahora bien, es lo constante lo que nos aporta la necesaria estabilidad, tanto a nivel orgánico como emocional.

A lo largo de la vida atravesamos diversas etapas y múltiples y muy diversas circunstancias; y, a pesar de ello, el sentido del yo (como núcleo de identidad) permanece. La rica fluidez cognitiva, tan propia de los humanos, nos permite observar, conocer, reconocer, recordar, asociar, deducir… todo ello para apreciar y decidir de un modo más pleno y eficiente. Las consecuencias del desarrollo de la conciencia, son la conciencia de si, la conciencia del otro y la conciencia de unidad. De esta triple conciencia surge naturalmente la empatía, la deseable solidaridad y la vital colaboración, que enriquecen y dan sentido a la aventura de la vida. Conciencia en constante expansión.

En general, necesitamos agilizar tanto personal como colectivamente el momento de transición en la que nos encontramos. Experimentamos transiciones en lo personal, en lo social y en el entorno natural. La dentición del bebé que se prepara para dejar la lactancia y ejercer directamente su alimentación; la pubertad (entre infancia y adolescencia), otra transición es la menopausia. Actualmente como civilización nos encontramos ante un reto enorme, una transición global que se entiende mejor cuando vemos que, en realidad, se trata de un cambio de paradigma. El paradigma anterior y para resumirlo mucho, es aquel en que el individuo vive inmerso y casi diluido en su entorno natural y social (grupo, familia, tribu, comunidad, pueblo o nación); en el paradigma emergente el individuo cobra plena conciencia de si y asume su integridad, responsabilizándose de su persona y su entorno social y medioambiental. Toda transición implica cambio, tensión, incertidumbre… y el motivo del próximo encuentro es potenciar la “capacidad” por excelencia, esa que nos ayuda a adaptarnos y sobrevivir… la agilidad. Que es compendio de capacidades y la podemos desarrollar física, emocional e intelectualmente.

Agiliza tu Vida es el lema de este encuentro en el que parar, sentir y reconectarte; redescubriendo tu instinto y sabiduría natural para vivir en plenitud gracias a tu singularidad.

Para facilitar dicha agilización aprovecharemos los beneficios de reconocidas técnicas, artes y disciplinas ancestrales de auto-conocimiento, salud y transformación personal como son: el Masaje, Tai Chi, Chi Kung, Meditación, paseos, comida sana y convivencia.■

Reservas y + info: Umalife
Sonia Bisquert 679 493363 y Ferrán Bonet 669 376263 www.umalife.com ferran@umalife.com




Ferrán Bonet
Fundador de Centre UMA y Director Umalife

No hay comentarios:

Publicar un comentario