#JesúsGan - Reflexiones sobre las no fiestas

Jesús Manuel Gan. Ciudadanos Alcañiz.

Reflexiones sobre las no fiestas


Desde hace ya algún tiempo, evidentemente desde que la pandemia nos permite ciertas licencias, cuando se aproximan días festivos, o celebraciones de cierta entidad, comenzamos a denominar la situación como las NO Fiestas.

Está claro en el significado de la frase que son unas fechas que oficialmente no van a tener celebraciones ni eventos, pero que invitan a que cada uno se lo “monte” como pueda, y estamos llegando a un punto que merece la pena pararse a pensar, el momento que nos encontramos.

Nuestras recientes NO Fiestas en Alcañiz, aderezadas por la celebración de Moto GP, han dejado una larga estela de reuniones masivas que, por cuestiones de pandemia, nos llevan a pensar si realmente nos sigue preocupando la posibilidad del contagio, y en que medida estamos actuando para intentar mantener las situaciones controladas dentro de un orden.

No es fácil, pero quizás es preferible permitir la planificación de ciertas reuniones bien organizadas, que mantener restricciones que llevan a saltarnos todo lo establecido, esto es lo que sería encontrar el equilibrio de un “descontrol controlado”

Lo que en mi opinión no podemos permitirnos es que ciertos colectivos, fruto de las restricciones decidan actuar por su cuenta, y en los lugares que les viene bien, tanto públicos como privados, y de forma reiterada.

Es posible que el inicio del problema radica en que el nivel de las restricciones no se encuentra bien ajustado a las necesidades y circunstancias de los mencionados colectivos, y que por parte de quienes marcan los límites deba existir una primera reflexión a juzgar por lo sucedido en la semana de nuestras NO Fiestas.

Aún con ello, no queda justificada la actuación de la juventud, que a lo largo de una semana ha decidió desafiar a la pandemia haciendo las fiestas a su manera y ocupar diversos lugares públicos. Por supuesto no queda justificada la suciedad y desperdicios dejados en estos lugares, y ni mucho menos queda justificada la rotura de mobiliario urbano.

Todos hemos sido jóvenes, pero hay ciertas cosas que no van bien, y ni que decir tiene que algunos de estos lugares de concentración tienen el riesgo de la carretera y en ciertos tramos en mal estado, el riesgo de tener el agua muy cerca, y el riesgo de estar alejados de la población sin apenas cobertura para atender una situación de emergencia.

Veremos si unos y otros hemos aprendido algo, porque en los próximos meses tenemos NO Fiestas en el puente del Pilar, puente de Todos los Santos, puente de la Constitución y fiestas navideñas...■

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario