#AnaBaeta #RebecaBlasco - ¿Qué son los pies planos?

Ana Baeta con una paciente en su clínica podológica.


Es importante saber que la mayoría de las personas nacemos con los pies planos, pero lo normal es que el pie sea flexible y que con el tiempo y el crecimiento del niño se corrija por sí mismo y adquiera la forma del arco.
Síntomas 
Además del aspecto que posee un pie plano, en el que se puede apreciar que hay menos arco de lo normal y/o un talón desviado, existen otros síntomas que pueden estar indicándonos que sufrimos esta afección:

- falta de equilibrio: en los niños con pie plano es frecuente que les cueste correr o se tropiecen con facilidad.

- dolor en la musculatura de la zona interna de la pierna: al estar trabajando muy forzado, debido a que el pie cae hacia dentro, se puede producir una tendinitis y aparecer el dolor.

- cansancio: un pie plano conlleva una carga de desgaste energético mucho más alta que un pie normal, costando mucho más esfuerzo caminar.

Los pies son los cimientos de nuestro cuerpo, por ello, gran parte de nuestro organismo puede verse afectado en función del apoyo de nuestros pies.


Tratamientos

En niños, lo más importante es hacer un buen diagnóstico ya que podemos encontrarnos ante un pie que se puede corregir con ejercicios de potenciación. Pero a partir de los 3 años, si no ha empezado a adquirir el pie por sí mismo el arco, es probable que haya que hacer plantillas personalizadas para cambiar los ejes de alineación del pie y que esos músculos empiecen a trabajar de forma adecuada.

Es por ello muy recomendable revisar los pies de los más pequeños a partir de los 3 años para garantizar que estén desarrollándose bien, ya que entre los 3 y los 8 años se produce la mayor parte del crecimiento angular y torsional del pie. Es decir, a partir de los 8 años puede ser demasiado tarde para que el pie pueda corregirse.

En adultos, lo más importante es hacer una plantilla personalizada que minimice las consecuencias posteriores del pie plano, como dolor de rodilla, de cadera o de espalda.

Los tratamientos siempre deben ir asociados a ejercicios tanto de estiramientos como de potenciación. La cirugía solo se contempla cuando el pie plano es rígido por otras causas más graves.

En definitiva, unos pies planos bien tratados desde el principio permiten a la persona llevar una vida normal acudiendo al especialista podólogo para que diagnostique y paute el mejor tratamiento.■


Ana Baeta
Rebeca Blasco

Podólogas 

Clínica Podológica Ana Baeta. Calle Pablo Gargallo, 4 - bajos ALCAÑIZ (Teruel)

Teléfono: 978 871017 

No hay comentarios:

Publicar un comentario