#MartaPrades - Invertir en cuidados, invertir en dignidad, invertir en igualdad

Marta Prades. Diputada Podemos Aragón

 

Aunque el recién estrenado 2021 nos sigue generando preocupación y exigiendo que no bajemos la guardia para hacer frente a la pandemia que venimos sufriendo desde hace casi un año, el nuevo año también nos da la oportunidad de poner en marcha medidas para afrontar uno de los graves problemas que la pandemia ha dejado en evidencia.


El pasado mes de enero se anunció desde la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030 un Plan de choque en Dependencia.  Un Plan cuyo objetivo es responder de forma urgente a los recortes realizados por el Partido Popular desde el año 2012 y recuperar la financiación del Estado para dotar de los recursos necesarios y mejorar la calidad del sistema. Ya sabemos, de aquellos polvos estos lodos.  Ahora toca limpiar los lodos.

Los PGE recogen para 2021 un incremento, como mínimo, de 600 mill/ para la financiación del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia, lo que supondría revertir los recortes del PP en 2012 en un solo año, y se prevé aumentar esa partida para los próximos tres años hasta alcanzar los 3.600 mill/.

Es fundamental reducir las listas de espera que mantenían a más de 230.000 dependientes sin cobrar la prestación que se les había reconocido, y que lamentablemente muchos no llegaron a percibir; también se debe asegurar personal suficiente y condiciones laborales dignas para las profesionales que nos cuidan, sin trabajo de calidad no puede haber cuidados de calidad; y por supuesto mejorar los servicios y prestaciones para garantizar la atención adecuada de las personas dependientes.

La crisis generada por la pandemia ha puesto en evidencia las debilidades estructurales de nuestros servicios públicos y en particular de nuestro sistema de cuidados para hacer frente a emergencias como esta. La principal lección que nos deja la pandemia es la necesidad de reforzar lo público y los dispositivos de protección social.

Pero además de pensar en global, es momento también de actuar en local y aterrizar estas propuesta al territorio.  La futura residencia de mayores de Alcañiz, debe ser totalmente pública, y no sólo contar con unas cuantas plazas concertadas, y al igual que se consiguió revertir la construcción del nuevo hospital de Alcañiz bajo el modelo privatizador PFI al sistema sanitario público, debemos exigir que la nueva residencia sea 100% pública.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario