#PilarViñuañesCatón - Curso de sexualidad

Alumnos con discapacidad durante el curso de sexualidad.

La asociación Las Cañas ha realizado en el Liceo los días 21/11 y 28/11 un curso de sexualidad, llevado a cabo por Dª Sofía Gabasa y Dª Alejandra González a las personas con discapacidad perteneciente a dicha asociación.


La sexualidad de las personas con discapacidad, en contra de lo que suele afirmarse, no es un derecho; es un hecho. Somos sexuados, tengamos o no alguna discapacidad, y lo somos aunque quisiéramos dejar de serlo.

Las dos primeras sesiones han tenido lugar con las personas con discapacidad intelectual donde se han trabajado los siguientes objetivos:

-Trabajar el autoconocimiento

-Fomentar la comunicación entre las parejas

-Salud sexual, en la que la se han tratado los siguientes aspectos: masturbación con modelos genitales; historia del placer antes durante y después; ITG y VIH; presentación VIH y actividad de tabla comparativa de ITS vs. formas de protección; conocer los diferentes métodos anticonceptivos, de barrera y hormonales, para la prevención de ITG y embarazos no deseados: actividad de poner condón en los modelos genitales; Informar acerca de visitas ginecológicas y urológicas.

-Higiene corporal: enseñar los diferentes utensilios para la menstruación: copa, salva slip, compresas, tampones, bragas menstruales; cuidado de los genitales; enseñar a palpar el pecho; detección de síntomas de posibles infecciones en los genitales.

-Identificar las situaciones de abuso y trabajar consentimiento.

 

Contenidos trabajados

-Diferencias físicas entre un chico y una chica

-Utilización de un vocabulario apropiado para referirse a las distintas partes del cuerpo

-Utilización de las capacidades expresivas del propio cuerpo para comunicar sentimientos y emociones

-Aceptación y valoración positiva de su identidad sexual libre de elementos de género discriminatorios

-Desarrollo de actitudes de naturalidad hacia su cuerpo y las funciones del mismo

-Predisposición a expresar y a recibir de las demás personas sentimientos, emociones…

-La reproducción como una de las funciones de la sexualidad.

-Nuestro origen: fecundación; embarazo; dónde y cómo se desarrolla el feto; parto; cómo y por dónde se nace.

Actividades realizadas

-¿Qué es la sexualidad?

-El semáforo corporal

-Qué me dice mi cuerpo

-¿Cómo quiero que me toquen?

-Performance: ¿Quieres una galleta?

-¿Qué es la sexualidad?

 

El trabajo con las familias

La tercera sesión se ha realizado con las familias de estas personas donde se ha informado de la necesidad que se ha detectado en el plano afectivo-sexual, se observa una oposición por parte de algunas familias, unas por tener una visión negativa del sexo y otras por no tener recursos y sentirse imponentes ante esta situación. Al final se ha explicado cuál es la realidad sexual de sus hijos, para sensibilizarles y tranquilizarles.

Se explican los mitos y creencias erróneas, para trabajar las familias en casa. Los cuales menosprecian la sexualidad entendida de una manera diferente al estándar y convierte a personas que podrían disfrutar de una sexualidad muy satisfactoria en seres asexuados o lo que es peor en “enfermos desesperados”.


Mitos falsos de la sexualidad en personas con discapacidad


-Las personas con discapacidad no tienen sexualidad. Son asexuados y no les interesa. “Son niños eternos” “Es un niño en un cuerpo de mayor”.

 -Sus dificultades les permite mantener relaciones sexuales “normales”.

 -Las personas con discapacidad no tienen atractivo y no pueden producir placer.

 -Las personas con discapacidad no pueden tener pareja.

 -Transmiten genéticamente su discapacidad.

 -Las personas con discapacidad tienen una sexualidad incontrolable, impulsiva, promiscua y llena de peligros.

 -La única forma placentera de obtener placer sexual completo es mediante el coito.

 -La Educación Afectivo –Sexual incita e incrementa las conductas sexuales.

-No tienen capacidad para captar el abuso del que pueden ser víctimas.

 -Los hombres con discapacidad tienen mayores necesidades y deseos que las mujeres con discapacidad, quienes son seres asexuadas.

 -Todas las personas con discapacidad son heterosexuales.

 -Las personas con discapacidad no necesitan Educación Afectivo- Sexual.

  

Pautas a las familias para poder llevar a cabo una buena educación sexual

-No negarles su sexualidad

-No sobreproteger

-No infantilizar

-No tomar decisiones sobre sus cuerpos sin consentimiento de la persona

-No impedirles  o preguntar sobre el tema

-No proporcionar información engañosa o no adecuada a su nivel de comprensión

-No reprimir, censurar o prejuzgar sus manifestaciones sexuales

 

La sexualidad en la discapacidad

Se olvida que la sexualidad, también para la persona con discapacidad, es fuente de comunicación y placer, un valor a cultivar, y no sólo fuente de posibles “malos rollos” o problemas.

Tales creencias están tan arraigadas que, con frecuencia, son las propias personas con discapacidad quienes piensan que eso de la sexualidad no va con ellos, lo que genera gran frustración, en tanto la sexualidad “normalizada” y genital asociada a unos modelos muy concretos de hombre y mujer: jóvenes, guapos, dinámicos y heterosexuales,  juega un papel central en nuestro ideario de felicidad.  Y la realidad de estos chicos y chicas, hombres y mujeres, está muy alejada de tales modelos.

El desarrollo psico-sexual de las personas con discapacidad no difiere del de cualquier otra persona aunque en ocasiones, dependiendo del tipo y el grado de discapacidad, este desarrollo sea más lento y la persona con discapacidad pueda encontrarse con más dificultades en este proceso, muchas de las cuales ya he señalado. Como educadores, tendremos que esforzarnos por comprender estas dificultades y ayudar a la persona a resolverlas ofreciéndole una información y una atención adecuadas a sus características particulares. Y estas características particulares no dependerán exclusivamente del diagnóstico o el grado de discapacidad concreta de la persona sino de su específico proceso de sexuación, su entorno próximo, sus expectativas, sus valores, sus ritmos, etc. Más allá de las etiquetas, de lo que se trata es de aportar lo que podamos a la Educación Sexual de este hombre o esta mujer en concreto, para que disfrute de su sexualidad, con sus limitaciones, pero también con todas sus posibilidades. Protagonista indiscutible de su propia biografía sexuada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario