#cyc80Editorial - Oligopolio




Según la RAE oligopolio es la concentración de oferta de un sector industrial o comercial en un reducido número de empresas.

Esto tiene siempre los mismos efectos cuando el oligopolio está constituido por empresas privadas, sujetas al beneficio económico, y el bien producido es de primera necesidad para la ciudadanía.

Los efectos principales son el incremento de precios, como estamos viendo en la actualidad, y la falta de responsabilidad social como están sufriendo los trabajadores de las cuencas mineras de toda España, en donde la transición energética es “papel mojado” y sus esperanzas se frustran con la cruda realidad de empresas privadas que no van a tener en cuenta el esfuerzo de estos territorios durante décadas.

Cuando se privatizaron las grandes empresas eléctricas (a mayor gloria del neoliberalismo) entre ellas ENDESA, la joya de la corona, (justo cuando estaba generando el mayor beneficio de su historia para el Estado) se estaban sembrando las consecuencias que hoy en día vivimos.

Lo curioso de todo esto es que parece que no escarmentamos. Seguimos apostando por el mismo modelo que nos ha traído los problemas antes descritos.

La lógica nos indica varias soluciones para este entuerto. Otra cosa es que estas soluciones no se quieran llevar a la práctica por los grandes intereses económicos que hay detrás de estas empresas y las puertas giratorias que se pueden cerrar si este modelo se extingue.

La primera solución dentro del modelo neoliberal que nos imponen es la ampliación de la base empresarial; o sea la ruptura del oligopolio. En España existen cinco compañías que agrupan alrededor del 90% de las ventas o comercialización a clientes finales y alrededor del 60% de las ventas en el mercado mayorista; dichas empresas son Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP España y Repsol. Si el Estado hiciera por democratizar la generación de energía, con la voluntad política suficiente para crear cientos o miles de empresas que generaran energía eléctrica se rompería el oligopolio que hoy en día sufrimos. Eso sí, hace falta querer y romper con un pasado de demasiada connivencia entre estas empresas y el poder político.

Segunda solución y más fácil. Nacionalizar y/o crear una o varias empresas públicas de generación eléctrica​. Tema resuelto. Oligopolio game over.■

No hay comentarios:

Publicar un comentario