#JavierGimeno #Netllar #Alternatic - Todo el mundo sabe tu contraseña


Recientemente se ha filtrado la contraseña de 533 millones de usuarios de Facebook por un fallo de seguridad, y aunque llama la atención por ser Facebook y por la gran cantidad de datos filtrados, la realidad es que continuamente y en multitud de sitios web se producen estos fallos de seguridad.



Para ver si nuestros datos han sufrido este tipo de filtración podemos comprobarlo en la web haveibeenpwned.com, allí se recopilan los distintos datos de hackeos que aparecen en distintos sitios de ciberseguridad. En caso de que tu correo este comprometido, al escribirlo la web te da un mensaje avisándote para que tomes medidas lo antes posible.


Que hago, si mis datos están comprometidos


Lo primero, que tenemos que hacer es cambiar la contraseña de la web que haya sufrido esta filtración.
Lo ideal es que utilices una contraseña lo más segura posible. Para ello, el primer consejo es no utilizar nunca contraseñas cortas que puedan obtenerse mediante ingeniería social, como el nombre de tu mascota, fechas importantes para ti o códigos postales. Tampoco hagas sustituciones clásicas como cambiar una e por un 3 o una o por un 0, ya que son trucos que los cibercriminales se conocen.


También es importante que utilices contraseñas fáciles de recordar pero difíciles de adivinar. Un medio muy eficaz es el de utilizar combinaciones de varias palabras, que aunque aparentemente no tengan relación lógica entre ellas tú puedas relacionar para recordar. Por ejemplo: LlavesCarteraMascarillaAgenda.

Una contraseña con 8 caracteres, aunque incluya letras minúsculas, mayúsculas, números y símbolos, se puede piratear en unas 8-10 horas, en cambio para una como la del ejemplo anterior el tiempo estimado es más de un trillón de años.

Cómo minimizar el impacto de las filtraciones


A continuación os dejamos unos consejos, para minimizar los problemas en caso de que se produzca algún tipo de filtración.

El primer consejo es utilizar contraseñas diferentes en cada página web en la que te registres. De esta manera, que se filtra tu contraseña de una web no va a poner en peligro todas aquellas donde la hayas repetido, y no requerirá que vayas a cambiarlas todas.

También es importante activar la verificación en dos pasos o de doble factor en todas las páginas que lo permitan. Esto hace que cuando intentas acceder, se pida un segundo paso para verificar tu identidad, como puede ser enviarte una clave por SMS, por correo electrónico, o pedirte la respuesta a una pregunta de seguridad.

Si vas a compartir un servicio online como Netflix o similares, entonces intenta utilizar un correo y contraseña únicos para esa cuenta, de manera que si pasa algo sólo afecte a ese servicio. Además, también te ayudará para no exponer tus correos o contraseñas con otras personas.

También es recomendable utilizar varias cuentas de correo para registrarte en las diferentes webs. Por ejemplo, puedes tener un correo para servicios de uso personal, otro para los relacionados con el trabajo, e incluso un tercero para aplicaciones menos importantes.

Y por último, es importante cambiar tus contraseñas cada cierto tiempo. Para que en el caso de que se hayan filtrado, ya no se pueda utilizar más.■


No hay comentarios:

Publicar un comentario