#JavierGimeno - #NetllarBajoAragón - La oportunidad de llenar nuestros pueblos


Desde hace unos años se está creando una corriente en las grandes ciudades para “volver al campo”, gente que acaba reinventándose y volviendo al pueblo para empezar una nueva vida, cansados del estrés de la gran ciudad, las colas en el metro, los atascos, los precios desorbitados de alquileres y el ambiente poco saludable causado por la contaminación.


Esta corriente se ha acentuado con el confinamiento por el coronavirus; muchos madrileños, barceloneses o zaragozanos, hartos de tantos días encerrados en un piso pequeño, se están replanteando cambiar su residencia, especialmente pudiendo teletrabajar.

Vivir en un sitio sin ruido a todas horas, sin atascos diarios ni problemas para aparcar. Con aire puro, poder disfrutar de la naturaleza desde la puerta de tu casa, que tus hijos puedan ir a jugar libremente por las tardes después del colegio sin que tengas que estar vigilándolos, es un nuevo lujo para muchas personas, un lujo del que estamos disfrutando hace muchos años en nuestros pueblos.

Vivimos en una zona con muchísimo potencial. Tenemos pueblos muy bonitos con capacidad para acoger nuevos vecinos, las comunicaciones por carretera, aunque muy mejorables, no son malas del todo y contamos con una buena red comercio de proximidad. Por supuesto que tenemos cosas que mejorar y no pocas, hospital, autovía, etc.

Por nuestros anteriores trabajos como informáticos éramos conscientes de que las telecomunicaciones en nuestra zona suponían un gran lastre para muchas empresas. Con la intención de quedarnos a vivir y trabajar en nuestra tierra, vimos que podíamos aportar nuestro granito de arena para reducir la famosa “brecha digital” y con esa intención nació hace ya 8 años, Netllar Bajo Aragón.

Durante todo este tiempo, hemos trabajado duramente para conseguir que nuestros vecinos disfruten de una conexión a internet de calidad, y poco a poco hemos ido instalando conexiones de alta velocidad en los más de 75 pueblos en los que ya estamos presentes. En un primer momento “con antena” y posteriormente actualizando a fibra óptica, la cual ya está disponible en 14 localidades y esperamos tenerla en el resto en uno o dos años.

¡Claro que es posible llenar nuestros pueblos!
En el último año, he conocido a varios clientes que han venido desde Barcelona, Zaragoza o desde Francia y se han establecido en diferentes localidades del Bajo Aragón Histórico, para desempeñar sus trabajos. Investigadores que viven y trabajan en el Matarraña y viajan 2 o 3 veces al mes a Barcelona; arquitectos franceses que pasan 6 meses trabajando desde el Bajo Aragón; y por supuesto muchísimos otros con todo tipo de trabajos relacionados con la informática e internet, desde tiendas online e influencers, hasta programadores que desarrollan aplicaciones para empresas de distintos países desde sus casas gracias al teletrabajo.

Y todos coinciden en que aquí se vive muy bien, muchos vinieron para unos días y se han quedado para siempre.

Ahora nos toca a los bajoaragoneses creer más en nuestra tierra y vendernos mejor. Si lo conseguimos, vendrá mucha más gente a quedarse en nuestra tierra y todo lo demás vendrá con ellos.

*Javier Gimeno. Jefe de Operaciones de Alternatic -  Responsable Comercial netllar


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario