#JoséMiguelCelma - Cincuentones reciclados

José Miguel Celma. Portavoz PP-Comarca Bajo Aragón. Concejal Torrecilla de Alcañiz.


Vivimos tiempos complicados y, ante las dificultades, no debemos perder nunca el optimismo. Dicen que no hay mal que por bien no venga o que cien años dure, así que intentaremos que esos sabios refranes vuelvan a ser realidad una vez más. Con toda la que está cayendo y en pleno siglo de las tecnologías de la información, hay que abrir nuestros horizontes. 


Hoy me toca hablar de esa generación que vivimos gran parte de nuestra vida en el siglo pasado, que la Transición la observábamos en primera persona en los años de nuestra infancia y juventud, y que fue en su día la mejor preparada de la historia. Posteriormente las nuevas generaciones nos han ido superando, pero ese compromiso por mejorar y aprender nunca nos ha abandonado.

Crecimos con el “Un, dos, tres”, fabuloso concurso televisivo que marcó una época, y comenzaban a aparecer aquellas maquinitas de matar marcianos, precursoras de las videoconsolas de última generación que hoy poseen numerosos hogares en nuestro país. Hemos tenido que aprender a marchas forzadas a tutearnos con Zoom o Skype, además de hacer nuestra una nueva manera de comunicarnos: las videollamadas.

En esta realidad de distanciamientos razonados y responsables, de la adquisición de nuevos productos en nuestra cesta de la compra como mascarillas o gel hidroalcohólico, las redes sociales también han formado parte de nuestro día a día. Nos han servido para informarnos al minuto de la realidad que vivía nuestro país, también para expresar nuestras modestas opiniones y para identificar aquellos bulos que se han ido propagando con fines poco éticos.

Nunca se termina de aprender. En ocasiones lo que a uno le gusta y, en otras, a lo que te obligan las circunstancias. Como ha ocurrido durante estos meses. Nos hemos topado con la tecnología, que desde hace muchos años vino para quedarse y se ha instalado firmemente en nuestra sociedad. Esperemos que las próximas clases tengan lugar en momentos de asueto, a nuestro ritmo y sin tener que vivir una pandemia…


No hay comentarios:

Publicar un comentario